Nací en la Ciudad de Buenos Aires y desde muy chico sentí una gran pasión por la música. Para la época en la que comenzaba el colegio secundario, tuve el impulso de comprarme un bajo y empezar a estudiar, no teniendo muy en claro siquiera lo que era ese instrumento. Junté la plata de a poco, y junto con la asesoría de mi tío guitarrista, fui a talcahuano (largo viaje, vivía cerca de La Plata en esos años). Me volví con un Yamaha verde (que recuerdo con mucho cariño), un modelo del estilo del Fender Precision. De un día para el otro, un sábado compré el bajo y ya el lunes le estaba tocando timbre a mi primer profe, Ezequiel Dutil, un gran músico, al que hoy veo como uno de los grandes responsables de mi actualidad profesional, junto con mi familia que siempre me apoyó y me apoya en mis decisiones. Por eso destaco la importancia de tener buenos profes desde el principio. Durante la época del colegio, sin darme cuenta, estudiaba bastante el bajo, con más responsabilidad que facilidad.

Habiendo tenido buenos progresos, ya al final del secundario, tenía decidido que queria seguir la carrera de músico. Siglo XXI, en plena crisis económica, termino el colegio y empiezo a estudiar en la Escuela de Música Popular de Avellaneda. Ahí cursé hasta el 6to año de la carrera de jazz y también más adelante hice unas materias de folklore. Paralelo a la escuela tomé clases de improvisación con Máximo Rodríguez, a quien le estoy muy agradecido por enseñarme a ver la música desde otro lado.Ya por esos años me dedicaba 100% a la música, tocando con diferentes artistas, participando en grabaciones, shows y también como profesor particular. Tomé clases con Marcelo Torres, uno de mis referentes en el bajo de 6 cuerdas, con el objetivo de ampliar mi vocabulario musical. Quiero mencionar también a Cesar Franov,  ya fue una gran influencia musical, docente y humana. Hoy me encuentro dando clases a varios alumnos, trabajando como músico de sesión, componiendo y produciendo música, tocando en varios grupos de jazz, bossa, rock, pop y folklore, este último género profundizado mediante las clases que tomé con Willy Gonzalez. En este último tiempo tuve la suerte de participar en varios proyectos relacionados con música para cine y publicidad, lo que me llevó a dedicar gran parte de mi tiempo a la producción musical. Junto con Mariano Prover y Seba Oriani fundamos PELUSON. Desde hace tiempo estamos trabajando en varios proyectos, tanto producciones artísticas como música para medios de comunicación audiovisual.

 

Si tienen en mente o ya han incursionando en algún instrumento, les recomiendo que tomen clases y que sea con un profesor del que tengan buenas referencias. Creo que son muy importantes los primeros pasos en el estudio y con la guía correcta, son más ligeros y firmes.

  • Instagram
  • Facebook
  • YouTube
  • Spotify