• Ro de Haro

Producción de lineas de bajo

Estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta antes y durante la producción de una línea de bajo eléctrico.


Concepto del tema - Emocionalidad:

Toda canción u obra musical puede ser relacionada con diferentes conceptos, tanto desde su creación como interpretación. Estos conceptos ayudan en la toma de decisiones. La emocionalidad suele estar ligada al concepto y al efecto que produce o busca producir en los oyentes.


Sonido, timbre y técnicas: (púa - dedos - slap - muted)

Si desde una primera instancia acertamos en el tipo de sonido y técnica que queremos para un tema, la búsqueda del ritmo y las notas se simplifica mucho.

Evitamos agregar notas que podrían estar de más porque el mismo “audio” del bajo cumple una función estética que en muchos casos alcanza para satisfacer expectativas.

Es clave definir en qué octava del bajo vamos a trabajar.


Tonalidad o Modalidad:

Reconocer el centro tonal o modal de la canción si es posible y el modo respectivo.


Armonía - Funciones:

Realizar un análisis armónico de la canción. También analizar la macro estructura.


Ritmo - Función rítmica:

Entender el ritmo del tema, como está planteada la percusión, el resto de los instrumentos que cumplen roles rítmicos.

Reconocer el bombo y el tambor si es que están presentes, y la subdivisión del tema.

Como el bajo interactúa con todos esos elementos.


Estilo - Género:

Si la música que tenemos que trabajar se puede encuadrar en un estilo particular, si bien la originalidad es usualmente bien recibida, es bueno conocer los cánones del estilo en cuestión y ver hasta dónde limitarse a ellos.


Líneas de bajo preexistentes:

Aprender de las grandes líneas de bajo compuestas e interpretadas a lo largo del tiempo.